¿Que será…, será?

¿Alguno de vosotros se acuerda de la canción de Doris Day “Whatever will be, will be” que pertenecía a la película del gran Alfred Hitchcock,” El hombre que sabía demasiado”?, o bien como la conocemos nosotros en España, “¿Qué será.., será.?” Un estribillo tan pegadizo que hasta las nuevas generaciones la conocen o, al menos, les suena.

Traigo esta canción a colación porque, en muchas ocasiones, intentamos predecir el futuro, pero la realidad acaba siendo, más bien, muy distinta. Así, durante el comienzo del 2017, con la mejora en los datos de la economía general, la bajada del paro y el incremento del PIB, los pronósticos apuntaban a que el mercado de venta de neumáticos de reposición en el segmento consumer aumentaría de forma moderada, esto es, en torno a un 2-3% respecto a los datos de 2016.

Sin embargo, ha sucedido todo lo contrario, ya que si durante los primeros meses del año los datos de Europool reflejaban esta tendencia alcista, durante la última parte del año se ha producido un ligero descenso en las ventas hasta quedarse plano. Una ralentización que durante el segundo semestre del año ha hecho situarse al mercado en prácticamente idénticas cifras que el curso pasado.

Quizás, podríamos interpretar que, dentro de esta inestabilidad, hayan influido las continuas subidas de precios aplicadas por los fabricantes de neumáticos a lo largo del primer semestre como consecuencia del incremento del precio de las materias primas o bien otros factores que han ido apareciendo durante el transcurso del año como, por ejemplo, la inestabilidad política en Cataluña, y que no se tuvieron en cuenta. Cierto es que todavía faltan los datos de 2017 relativos a la importación de neumáticos procedentes de Asia que pronto publicaremos desde ADINE, pero ya les avanzo que nuestras estimaciones apuntan a un crecimiento importante.

Asimismo, durante el primer semestre de 2018 conoceremos si al final la Comisión Europea estima conveniente implantar un arancel provisional antidumping contra la importación de neumáticos de camión y autobús procedentes de China. Hecho que podría tener su efecto inmediato en el mercado nacional de reposición y directamente en sector de la importación de neumáticos de esa clase.

En este sentido, desde ADINE estamos llevando a cabo un seguimiento constante del procedimiento a fin de informar a todos nuestros asociados de las posibles consecuencias que pudieran derivarse, si es que al final acaban produciéndose.

Está claro que es muy complicado predecir el futuro y, el mercado del neumático no iba a ser una excepción, pero lo que tenga que ser…, será.

imprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*