¿Qué es?

El tratamiento de los neumáticos fuera de uso en España tuvo su punto de inflexión a comienzos de 2006, cuando entró en vigor el Real Decreto 1619/2005, de 30 de diciembre, sobre la gestión de neumáticos fuera de uso.

La citada norma tiene por objeto prevenir la generación de neumáticos fuera de uso, establecer el régimen jurídico de su producción y gestión, y fomentar, por este orden, su reducción, reutilización, reciclado y otras formas de valorización, con la finalidad de proteger el medio ambiente.

Así, en relación con el principio de responsabilidad del productor, el RD 1619/2005 define al productor de neumáticos como la persona física o jurídica que fabrique, importe o adquiera en otros estados miembros de la Unión Europea, neumáticos que sean puestos en el mercado nacional de reposición.

Y por su parte, la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, define al productor del producto como la persona física o jurídica, que de forma profesional desarrolle, fabrique, procese, venda o importe productos según se determine en las normas de desarrollo de la responsabilidad ampliada del productor.

Por tanto, en el momento en el que usted adquiera o importe un neumático fuera del territorio español (ya sea nuevo, usado o recauchutado) para comercializarlo en España, se convierte en un productor de neumáticos.