Obligaciones

El citado RD 1619/2005 obliga al productor de neumáticos a garantizar la correcta gestión de los neumáticos fuera de uso, hasta la misma cantidad puesta por él en el mercado nacional de reposición.

Asimismo, garantizará que todos estos neumáticos fuera de uso se gestionan debidamente alcanzando, como mínimo, los objetivos ecológicos que se establecen en el Plan Nacional de Neumáticos Fuera de Uso incluido dentro del Programa Estatal de Prevención de Residuos 2016-2022 (PEMAR).

Los productores de neumáticos pueden cumplir con sus obligaciones de dos formas:

  • Bien directamente por ellos mismos, es decir, constituyéndose en un sistema individual, debiendo tener en su poder la debida autorización administrativa como gestor de neumáticos fuera de uso y garantizar así la correcta gestión.
  • O bien la práctica habitual, que consiste en participar en un Sistema Integrado de Gestión (SIG) o Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP), que garantice la correcta gestión de los neumáticos fuera de uso, y que se financiará mediante la aportación de los productores de neumáticos de una cantidad determinada por la entidad a la que se asigne la gestión del sistema, por cada neumático de reposición puesto por primera vez en el mercado nacional. Actualmente, en España existen dos SIG o SCRAP autorizados en todas y cada una de las CC.AA, tal y como establece el RD 1619/2005, como son: SIGNUS ECOVALOR, S.L (SIGNUS) y TRATAMIENTO NEUMÁTICOS USADOS, S.L (TNU).