Neumáticos + fútbol = éxito redondo

Nadie puede negar que el fútbol es el “deporte rey” por excelencia en muchos países. Un deporte que es seguido por millones de personas y que mueve a gran cantidad de masas, siendo capaz de atrapar la emoción de todos los aficionados.

Sin ir más lejos, la reciente final de la Champions entre la Juventus y el Real Madrid fue vista por más de 9,6 millones de espectadores en España. Un dato que habla por sí solo de la importancia del fútbol en nuestra sociedad y que, en mi caso particular, como aficionado y seguidor del Real Madrid aprovecho para felicitarles por la consecución de la Duodécima UEFA Champions League.

Y es que, como es conocido por todos, el fútbol es un deporte de equipo que se práctica con un balón, cuya forma redondeada coincide en cierta manera con el neumático, el cual también es redondo, y ambos tienen en ciertos aspectos, muchas cosas en común.

Así, por ejemplo, siendo hoy en día el fútbol uno de los mejores escaparates para la promoción publicitaria, ha hecho que muchos fabricantes o marcas de neumáticos firmen acuerdos de patrocinio con los clubs más importantes, de manera que les dé mayor notoriedad, y en cierto modo, mayor prestigio, debido a los valores positivos del deporte al más alto nivel. Una estrategia idónea para llegar a su público objetivo y mejorar la imagen de la marca.

De hecho, basta con sentarse a ver un partido en la televisión para observarlo, ya sea reflejado en las camisetas de los equipos o en las vallas publicitarias de los diferentes campos, a ras de césped.

Y es que también si hablamos de césped y su relación con el neumático, hemos visto como desde hace años proliferan cada vez más campos de fútbol de hierba artificial que utilizan el caucho resultante del tratamiento del neumático, una vez ha llegado al final de su vida útil, para rellenar los mismos convirtiéndose en una importante solución para ahorrar en consumo de agua en un país tan árido como el nuestro y aportando una solución al viejo problema que supondría tirar los neumáticos a un vertedero.

La verdad es que llevo muchos años jugando al fútbol (y sigo haciéndolo todas las semanas) y nunca me hubiera imaginado que las bolitas de goma que se quedaban pegadas a mis botas iban a salir de neumáticos usados, e iban a tener una relación tan importante en mi vida profesional.

En definitiva, los neumáticos y el fútbol están muy presentes en el deporte y en la sociedad y entre ellos forman una “alianza redonda”.

imprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*