Lamentablemente, sigue siendo la gran ignorada

Hace exactamente un año, escribí un artículo en este mismo blog denominado “4 años de la gran ignorada”, ya que se cumplían cuatro años desde que comenzara a aplicarse el Reglamento de la Unión Europea 1222/2009 (concretamente desde el 1 de noviembre de 2012) sobre el etiquetado europeo de los neumáticos, cuyo objetivo principal es informar a los consumidores de tres aspectos claves de este componente del vehículo, tales como la eficiencia en consumo de combustible, la adherencia en superficie mojada y el ruido de rodadura exterior.

En el mismo artículo, hacía mención a que según las encuestas que se habían realizado hasta ese momento, la etiqueta de eficiencia energética seguía sin “calar” o ser tenida en cuenta por los usuarios a la hora de adquirir unos nuevos neumáticos, ya que el principal criterio de compra de los consumidores era el precio.

Pues bien, un año después (y ya son 5 desde su puesta en marcha), la Comisión de Fabricantes de Neumáticos ha celebrado recientemente una jornada para presentar un estudio sobre el “Conocimiento e Influencia de la Etiqueta del Neumático”, realizado por la empresa de análisis de mercado GIPA, entre 3.025 conductores. Dicho estudio destaca, entre otras cosas, que “sólo un 8,3% de los conductores encuestados conoce la etiqueta y las prestaciones que recoge”, o por el contrario, el 78,3% de los conductores contestaron que no tenían “ni idea” de la misma (el otro 13,4% reconoció que “algo les sonaba”).

Es decir, a fecha de hoy, la práctica totalidad de los conductores españoles desconocen la existencia de la etiqueta europea, con lo que podemos decir que, lamentablemente, sigue siendo la gran ignorada entre los usuarios y conductores.

En la mesa redonda celebrada durante la jornada, se llegó a la conclusión de que es necesario que todos los actores implicados de la cadena de valor del neumático, asuman más responsabilidad a la hora de contribuir a la difusión y mayor conocimiento de la etiqueta del neumático.

En mi humilde opinión, es necesario que las administraciones, la DGT, y los demás organismos implicados asuman su parte de responsabilidad en esta difusión; es necesaria, por ejemplo, más información y formación por parte de las Autoescuelas cuando un alumno va a sacarse un carné de conducir; es necesaria más información y campañas informativas por parte de los fabricantes y, sin lugar a duda, es necesario que los talleres, que son quienes tienen contacto directo con los usuarios, utilicen también la etiqueta como un argumento de venta a la hora de que un conductor compre unos neumáticos como ya ocurre por ejemplo en los electrométricos.

Va a ser muy difícil cambiar las costumbres y criterios de los consumidores en la compra de neumáticos, y que su adquisición no solo sea en función del precio, sino que sea teniendo en cuenta valores tan importantes como la seguridad, la eficiencia y la calidad del producto que se está adquiriendo pero, hoy en día, y tras otros 365 días, mal que nos pese, lo que mayormente prima sigue siendo el precio.

imprimir

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*