FAQ

  • Compro neumáticos fuera de España ¿soy productor de neumáticos?

    El RD 1619/2005 define al productor de neumáticos como la persona física o jurídica que introduce neumáticos en el mercado español de reposición, ya sean nuevos, usados o recauchutados.

    Por tanto, cuando usted adquiera un neumático fuera del territorio español para comercializarlo en España, se convierte en productor de neumáticos.

  • ¿Cuáles son mis obligaciones como productor?

    El RD 1619/2005 obliga al productor de neumáticos a garantizar la correcta gestión de los neumáticos fuera de uso, hasta la misma cantidad puesta por él en el mercado nacional de reposición.

    Asimismo, el productor de neumáticos debe garantizar que todos estos neumáticos fuera de uso se gestionan debidamente alcanzando, como mínimo, los objetivos ecológicos que se establecen en el Plan Nacional de Neumáticos Fuera de Uso incluido dentro del Programa Estatal de Prevención de Residuos 2016-2022 (PEMAR).

    Pueden cumplir con sus obligaciones de dos formas:

    • Bien directamente por ellos mismos, es decir, constituyéndose en un sistema individual, debiendo tener en su poder la debida autorización administrativa como gestor de neumáticos fuera de uso y garantizar así la correcta gestión.
    • O bien la práctica habitual, como es participar en un sistema integrado de gestión (SIG) o sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP), que garantice la correcta gestión de los neumáticos fuera de uso, y que se financiará mediante la aportación de los productores de neumáticos de una cantidad determinada por la entidad a la que se asigne la gestión del sistema, por cada neumático de reposición puesto por primera vez en el mercado nacional.
  • ¿Cuántos Sistemas Integrados de Gestión (SIG) o Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) existen?

    Actualmente, en España existen dos SIG o SCRAP autorizados en todas y cada una de las CC.AA, tal y como establece el RD 1619/2005, como son: SIGNUS ECOVALOR, S.L y TRATAMIENTO NEUMÁTICOS USADOS, S.L (TNU).

  • He comprado neumáticos fuera de España y no me incluyen el importe del coste de gestión de NFU ¿lo debo cobrar yo cuando los venda?

    Cuando usted compra, vía importación o adquisición intracomunitaria, neumáticos fuera de España y los vende en España, es decir, usted es el productor de esos neumáticos y, por tanto, el primero que debe incluirlo en la factura de venta. Será este importe de gestión que le paga el consumidor con el que usted contribuirá al sistema una vez esté adherido.
    El productor debe incluir el importe del coste de gestión en la factura de venta y después sigue reflejándose en todas las facturas de la cadena de comercialización hasta llegar al consumidor final.

  • ¿Si importo neumáticos usados o recauchutados debo declararlos al SIG o SCRAP?

    Sí. No solo hay que declarar al SIG o SCRAP la importación o adquisición intracomunitaria de neumáticos nuevos, sino también los neumáticos usados o recauchutados, que una vez puestos en el mercado nacional de reposición, a la finalización de su vida útil se conviertan en residuo ya que necesitan de una correcta gestión medioambiental.

  • Si la venta de neumáticos se produce fuera del territorio español ¿debo adherirme a un SIG o SCRAP?

    No, porque el residuo del neumático no se genera en España y, por tanto, no estoy obligado a cumplir con las obligaciones medioambientales que estipula el RD 1619/2005.

  • Compro neumáticos a un distribuidor nacional para distribuirlos en España y abono el coste de gestión de NFU, pero posteriormente decido comercializarlos fuera de España ¿Puedo solicitar la devolución del coste de gestión de NFU por esa operación de exportación?

    Sí, siempre y cuando, esa adquisición se realice a un fabricante/distribuidor adherido a un SIG o SCRAP autorizado (bien SIGNUS o TNU).

  • ¿Están obligados los neumáticos de motocicleta a incorporar la etiqueta de eficiencia energética?

    Según el Reglamento Europeo 1222/2009, los neumáticos de moto no están obligados a llevar la etiqueta de eficiencia energética, puesto que solo se aplica a los neumáticos C1, C2 y C3.

  • ¿Qué requisitos debo cumplir para solicitar la devolución del coste de gestión de NFU por operaciones de exportación?

    Para poder solicitar la devolución del coste de gestión por operaciones de exportación, debe estar asociado a ADINE o bien solicitarlo directamente al SIG o SCRAP.

  • ¿Tienen los neumáticos fecha de caducidad?

    No. En la actualidad, no existe ninguna normativa europea ni de ámbito nacional donde se regule la caducidad de los neumáticos, ni se imponga u obligue a su cambio o sustitución cuando estos cumplan una fecha determinada. Es más, en la directiva 92/23/CEE del 31 de marzo de 1992, que establece las condiciones de homologación de los neumáticos, no figura en ningún apartado de esta directiva que los neumáticos tengan una fecha de caducidad o de vencimiento.

    Sin embargo, sí que es cierto que, existen una serie de recomendaciones del organismo de normalización E.T.R.T.O (European Tyre and Rim Technical Organisation), el cual es el responsable de otorgar todos los requisitos que deben cumplir los neumáticos fabricados y comercializados en la Unión Europea, a la cual se adhieren la gran mayoría de fabricantes, donde se afirma entre otras cosas que:

    después de 5 años de utilización de un neumático, es decir, desde la fecha en que han sido montados, deben ser examinados por un especialista o un profesional cualificado del neumático, por lo menos una vez al año.

    Asimismo, el citado organismo también indica que, por simple precaución, a los 10 años desde la fecha de fabricación (fecha indicada en el flanco del neumático-DOT) con una combinación de cuatro dígitos (los 2 primeros dígitos indican la semana de fabricación, y los 2 últimos el año de fabricación) se recomienda la sustitución por unos neumáticos nuevos (incluidos los de repuesto), aunque el nivel de desgaste no haya llegado al límite mínimo legal permitido de 1,6 mm que establece la Ley o los 3mm recomendados.

    Por tanto, es evidente que el envejecimiento del neumático depende de diversos factores, como por ejemplo, las condiciones de almacenamiento (temperatura, humedad, posición, etc.), condiciones climáticas y las condiciones de utilización (tipo de carretera y revestimiento, tipo de vehículo y su geometría, la presión de inflado, carga, etc.), pero, en cualquier caso, si la conservación del mismo es la correcta, el neumático puede estar en perfectas condiciones ya que no tiene fecha de límite de uso.