adine-fake-news

FAKE NEWS

Dicen que las “fake news” o noticias falsas se extienden, en muchos casos, más rápido que las verdaderas o reales. Incluso también pueden llegar a tener consecuencias negativas en el devenir de la sociedad y los usuarios. Ello se desprende de un estudio llevado a cabo por expertos del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) en el cual además de mencionar que la falsedad se difunde significativamente más lejos, más rápida, más profunda y más ampliamente que la verdad, también las fake news tienen un 70% más de probabilidades de ser replicadas o retuiteadas, y que los humanos y no los bots (programas que replican de forma mecánica los tuit), son los principales responsables de difusión de información engañosa.

Pues bien, traigo esto a colación porque recientemente ha “resucitado” -como si del ave fénix se tratara-, después de casi un año desde su publicación, un informe o estudio elaborado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), donde afirma, entre otras cosas, que en España, las pérdidas anuales de ventas de neumáticos debido a las falsificaciones se cifraron en unos 445 millones de euros, con una pérdida estimada de ingresos cifrada en un 5,9% para las empresas perjudicadas.

Como ocurrió hace un año, la publicación de que existen neumáticos falsos ha causado cierta confusión y desconcierto en el sector y, sin duda, podemos decir que el sector de neumático, en su totalidad, coincide -y desde ADINE coincidimos-, en que no se tiene constancia de este supuesto en España. Incluso resulta ciertamente llamativo cómo los principales fabricantes de neumáticos, que son quienes quizás mejor conocen la realidad del mercado en nuestro país y en el resto de Europa, desmienten esta noticia. Es más, estoy convencido de que si en nuestro sector se detectara o se conociera que se está produciendo este supuesto, intentaríamos entre todos buscar una solución de manera inmediata y adoptar las medidas pertinentes.

La verdad es que, ya en su día, cuando leí el informe de la EUIPO, me pareció demasiado ambiguo y no dejaba claro si se basaba en denuncias u otras evidencias contrastadas que demostraran estos hechos. En mi humilde opinión, este tipo de noticias dañan y perjudican a nuestro sector, y puede provocar, en algunos casos, que cuando un consumidor o usuario vaya a comprar o adquirir unos neumáticos para su vehículo “dude” de si los mismos son falsos o no.

Nuestro sector, por desgracia, vive o tiene abiertos otros frentes en estos momentos como, por ejemplo, la proliferación de talleres ilegales, el fraude en la importación de neumáticos no declarada o, sin ir más lejos, el fraude carrusel de IVA, que desde ADINE hemos denunciado recientemente ante la ONIF, donde las empresas que participan del mismo, al no pagar el correspondiente impuesto, venden neumáticos a precios muy por debajo del precio del mercado, compitiendo de manera distorsionada en el mismo. En conclusión, el sector del neumático se ha manifestado al unísono: no existen neumáticos falsos en nuestro mercado, pero si aparecieran, que nadie dude de que iríamos “todos a una como Fuenteovejuna”.

imprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*