CUANDO LAS BARBAS DE TU VECINO VEAS CORTAR…

Dice el refranero español que “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”, lo que viene a significar que si ves que algo acontece a tu alrededor, lo mismo te puede pasar a ti, así que debes estar preparado o tratar de evitarlo para que no te pille por sorpresa.

El refrán proviene de una expresión en latín que ya existía hace miles de años y su origen radica en que, por entonces los barberos acostumbraban a remojar la barba del cliente con agua caliente para facilitar el afeitado. Así, mientras el barbero estaba cortando la barba a otro cliente, él preparaba la del siguiente remojándola con agua caliente para cuando terminara con el primero. Es entonces donde radica el significado del mismo, ya que si vemos afeitar al vecino, sabemos que los siguientes vamos a ser nosotros por lo que nos preparamos para cuando nos toque el turno.

Pues bien, traigo este refrán a colación ya que recientemente he conocido que se ha producido una Megaoperación contra las mafias del carburante, que se ha saldado con 21 detenidos por un fraude de 150 millones en el IVA. La operación conocida como Drake, y que comenzó en 2015, ha supuesto el mayor golpe al fraude carrusel del IVA en el sector de los hidrocarburos, donde los mayoristas repercutían el IVA a sus compradores de un producto, pero después no lo ingresaban en las arcas públicas, creándose incluso para sí mismos una red de 300 empresas que en su mayoría consistían en sociedades pantalla, con el consiguiente beneficio al competir con precios muy por debajo que el resto de sus competidores.

Cierto es que no son neumáticos, y que la Justicia en ocasiones no es tan rápida como todos quisiéramos pero esta actuación, al igual que otras, demuestra que cuando la UCO de la Guardia Civil y la ONIF de la Agencia Tributaria actúan, entran como un “elefante en una cacharrería”, y a las pruebas me remito.

Paralelamente y por desgracia, nuestro sector vive algo similar. Nuestra Asociación, ADINE, se ha encargado de denunciar hace pocos meses estos hechos y poner de manifiesto ante la ONIF que, existen empresas que tampoco juegan “limpio”. Al no pagar el IVA correspondiente, venden neumáticos a precios muy por debajo del mercado generando una clara competencia desleal, sin dejar de lado también el fraude que cometen aquellas empresas importadoras y no cumplen con sus obligaciones medioambientales de declararlos a un sistema colectivo para su posterior gestión de los residuos que generen en un futuro. Como por ejemplo hemos conocido recientemente con la operación “TasaTyres” en Sevilla.

Un daño a nuestro sector de enormes dimensiones y difícil de cuantificar, pero también no debemos olvidar que es labor de todos luchar contra el fraude y acabar con esta lacra que nos amenaza de manera constante y permanente. Por tanto, y tomando como ejemplo la operación anterior, ya sabemos que más tarde o más temprano la justicia actúa y ADINE no cesará en su empeño de que todos compitan en igualdad de condiciones.

imprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*